Mujeres en círculo. Transitando los arquetipos.


 

Un viaje de transformación a través del movimiento.

Diosas, mitos y arquetipos.

Para todas las mujeres a partir de los 18 años que quieran profundizar en un camino de autoconocimiento. Bienvenidas al camino del femenino consciente.

Comenzamos en febrero la rueda arquetípica de este año, con un intensivo de todo el día: el arquetipo de la Sanadora,  representa el principio de prestar atención a lo que tiene corazón y sentido, abrazando lo que más tememos, aprendiendo a confiar en la vida.  El aspecto sombrío del arquetipo revela nuestra naturaleza adictiva y nuestros comportamientos que niegan la vida, las llamamos adicciones.

En marzo, correspondiente a la luna menguante, la Diosa Kali-Ma, diosa inspiradora  de temor reverencial es la personificación de la madre buena y terrible, de la creadora y la destructora en su grandiosa forma de vida, amor, muerte y destrucción. Es la representación del flujo eterno de la vida, del que surgen todas las cosas y luego desaparecen. Ella es la causa material de todo cambio, manifestación y destrucción. Estas fuerzas constituyen los ciclos de la mujer, sus movimientos internos, los cuales reflejan el poderoso flujo de la existencia.

Seguimos en abril con la diosa de la caza y la luna creciente, Artemisa, personificación del espíritu femenino independiente . El arquetipo que hace posible que una mujer busque sus propias metas en el terreno que ella misma elija, capacidad para enfocarse en sus objetivos, perseverancia a pesar de los obstáculos,  sentido de la hermandad con otras mujeres, inconformista, intensa y voluntariosa son algunas de sus cualidades.

Mayo nos trae el arquetipo de la bruja anciana que rige la luna nueva, la diosa Hestia, sostiene el fuego del hogar, ordena nuestro mundo interno, proporciona el sentido de integridad y totalidad, no está apegada a la gente, las posesiones, los resultados , el prestigio o el poder, se siente completa tal como es. Conexión con nuestra fuente interna de calor y luz, es expresión del Ser.

Junio nos abriga con el arquetipo de la Madre, representada por la luna llena. Deméter, representa el instinto maternal, necesidad profunda de nutrir física, emocional, psicológica y espiritualmente a los demás. Generosidad, paciencia, dedicación, protección, excesiva preocupación por el bienestar de los suyos. Su desafío es aprender a decir “no”.

En Julio transitaremos el arquetipo de Perséfonedoncella y reina del mundo subterráneo, mujer receptiva, hija de la madre. Proyecta una doble naturaleza, según la etapa de la vida que esté viviendo. En la condición de doncella hay ausencia de responsabilidades e ignorancia sobre su naturaleza profunda. Se caracteriza por actuar en función de los demás, ser complaciente en la acción, pero pasiva en su actitud, no es consciente de sus deseos ni de sus fuerzas, su receptividad la hace muy maleable. Perséfone como guía del mundo subterráneo, representa la capacidad de ir y venir entre la realidad basada en el “ego”  y el inconsciente o la realidad arquetípica.

Agosto: Bridgit,  la maga y guerrera, Brigit es la diosa celta de la inspiración,  conjuga en sí diversos poderes, provenientes de la inspiración, del arte de la sanación y de la adivinación, Diosa del Sol, la luz, el amanecer y Diosa de las Aguas, equilibrio entre lo femenino y masculino, Es una divinidad que nos habla de la primera luz de la primavera, del deshielo y de cómo la vida se abre camino a través del duro invierno; trae esperanza a través de la desesperación, deshiela los sentimientos y las ideas nuevas y nos enseña que la luz puede surgir incluso en la mas negra oscuridad.

En Septiembre estamos invitadas a revisar nuestras creencias, el arquetipo de la Víctima.  Es uno de los arquetipos que influye en nuestra forma de relacionarnos con el poder  material, de responder a la autoridad y de tomar decisiones. Este arquetipo da la posibilidad de estar consciente de la propia vulnerabilidad y del miedo. Es uno de los arquetipos de supervivencia. El objetivo principal es desarrollar la autoestima y el poder personal, exige una evaluación de la  relación con el poder, sobre todo, en las relaciones en que la actitud implique control y la necesidad de establecer límites personales.

Octubre: Sofía, la Diosa de la sabiduría mística y espiritual.

La sabiduría de Sofía es intuitiva, es aquello que se nos revela o que percibimos intuitivamente como verdadero en el ámbito espiritual, aquella certeza que nos inspiran los presentimientos. Ella simboliza el proceso intuitivo de conocerse a sí mismo en el nivel más profundo, es una sabiduría que no se atribuye exclusivamente a una autoridad superior, al contrario mora en nosotros y se halla en todas partes.

Y llegamos a noviembre Arquetipo de la hechicera con una Diosa irlandesa Anna como madre de todos los dioses. Los relatos populares la consideran como reina de las aguas, de las hadas, de los enanos o korrigans, a cuyo cuidado estaban confiadas enormes riquezas subterráneas. La Gran Diosa Anna, es el primer nombre de la Madre Primigenia. El mítico nombre de la diosa es el primer sonido que emitió la humanidad: la respiración. Tomar una gran inspiración y soltar el aire en actitud de relajarse es pronunciar el primer mantra, el nombre primitivo de la diosa: “Aaaa” “Aaannna”  La consideraban, en resumen, la gran regidora de un inframundo misterioso. “El legado celta” en sánscrito Anna significa alimento y “ann” aliento, respiración, luego Anna significaría alimento vital.

Anna se nos muestra como la dama que protege a los vivientes y tiene en cuenta a los fallecidos”. En muchos monumentos megalíticos suelen representarse sus atributos: el hacha, que representa la autoridad sacrificial; el cayado de pastor, como guía y la serpiente, como fuerza fecundadora.

La diosa del destino inevitable, símbolo de la aceptación de la necesidad de la muerte para la continuidad de la vida. También puede interpretarse como el poder psicológico del descenso a la inconciencia, descubriendo la propia fuerza, o la integración de nuestro lado oscuro.

Y llegamos a diciembre, en el final del año transitaremos los personajes del cuento Vasalisa  la Sabia, la recuperación de la intuición como iniciación. El cuento gira en torno al tema de la facultad femenina de la intuición trasmitida de madre a hija y de una generación a la siguiente. A lo largo de las generaciones, estas capacidades intuitivas se convirtieron en unas corrientes enterradas en el interior de las mujeres a causa del desuso y de una infundada mala fama. Todos los componentes de este cuento forman parte de la psique de una sola mujer. El objetivo es lograr una afectuosa y confiada relación con este ser  al que hemos dado en llamar “la que sabe”, la esencia del arquetipo de la Mujer Salvaje.

El taller es un encuentro mensual de cinco horas de duración . Transitamos un arquetipo cada vez a través del movimiento.
El arquetipo funciona como un patrón de comportamiento que tiende a dar respuestas automáticas, de esa forma se expresa en forma universal.
Desidentificarse del arquetipo es una tarea que requiere paciencia, mirar sin juzgar, abrir espacios donde la creatividad pueda fluir y mostrarnos nuevas formas de responder.
Los contenidos son las historias, los comportamientos y las máscaras que en cada una de nosotras hicieron identidad.La propuesta es que cada una pueda ver cómo funciona ese arquetipo en sí misma. La experiencia grupal permite “espejarnos” , vernos reflejadas en los comportamientos de las demás.
A través de la propia danza, las escenas, cambio de roles, psicodrama, juegos, dibujar y pintar, cada una de nosotras “trae” al campo grupal algo del arquetipo y así entre todas vamos tomando conciencia de como actúa.
Dependiendo del arquetipo también incluímos máscaras y maquillaje.En cada encuentro dedicamos un espacio para trabajar la sombra de cada arquetipo. Darle un lugar a través de la creatividad nos permite integrar aspectos rechazados que generalmente mantenemos ocultos.El viaje a través del movimiento nos permite nuevas resoluciones a viejos y repetidos patrones.
Cuando hablamos de Femenino Consciente estamos invitadas a hacernos responsables del poder creador-destructor y de esas nuevas respuestas…